miércoles, 18 de enero de 2017

Don Quijote de La Mancha

Comparto contigo un párrafo precioso:

"Los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones;
nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos;
la cosa más fácil, equivocarnos;
la más destructiva, la mentira y el egoísmo;
la peor derrota, el desaliento;
los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor;
las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos, y sobre todo, la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia donde quiera que estén."

Miguel de Cervantes, Don Quijote de La Mancha.


lunes, 16 de enero de 2017

Mente Proactiva

Todos tenemos deseos, queremos conseguir algo. Todos. Sin embargo, en mis años estudiando al ser humano, he constatado como muchas personas encuentran la excusa perfecta para paralizar proyectos, o para desanimarse, cuando hace frío, o llueve ("es que estoy como el tiempo", "no sé qué me pasa, debe ser el tiempo", "estos días me generan melancolía"...), o cuando son tratados mal por otra persona.

Hace años me leí el fabuloso libro de Stephen R. Covey "Los 7 Hábitos de la Gente altamente Efectiva". En él, Covey habla de la mente Reactiva y la Mente Proactiva.

Las personas reactivas son aquellas que están condicionadas, por lo externo, por la educación que han recibido, por los condicionantes de su vida ("es que mi jefe es...", "si mi mujer fuera...", "si tuviera..."). Tanto que hasta el propio clima las condiciona: si hace sol están alegres y pueden hacer sus planes. Si llueve o hace frío... ya no puedo hacer mis planes, o me pongo de mal humor.

Las personas Proactivas, por el contrario, no están condicionadas por factores externos. Les afectan (claro que si) pero no les condicionan. Su conducta, sus acciones, sus comportamientos, sus respuestas ante las cosas que les van pasando en la vida no dependen de las cosas de fuera (climatología, suerte, defectos de los demás, ambiente, educación recibida, etc.). Su conducta está basada en una respuesta elegida. Y esta respuesta está basada en los principios que gobiernan su vida: sus VALORES.

Por ejemplo: ante una persona que me está tratando mal, si soy una persona reactiva mostraré un comportamiento bien de hundirme (con tristeza o yéndome a un rincón) o bien de atacar (respondiendo con malos modales). En cambio, si soy una persona Proactiva, si uno de mis valores es tratar bien a los demás, responderé con un comportamiento sereno, de respuesta equilibrada. No dejaré que el mal humor o los defectos del otro, me lleven a mostrar un comportamiento (reacción) que yo no deseo, porque no está alineado con mi VALOR.

Viktor Frankl, el psiquiatra austriaco del que hable hace poco en un artículo (pincha aquí para leerlo), lo expresa muy bien en esta frase: “A un hombre le pueden robar todo, menos una cosa, la última de las libertades del ser humano, la elección de su propia actitud ante cualquier tipo de circunstancias, la elección del propio camino”. (Frankl, 1946). La última de las libertades que tengo es elegir mis respuesta.

Haga frío, lluvia o un día gris (dentro o fuera de mi corazón), yo puedo ELEGIR mi respuesta. Yo puedo hacer que en mi interior brille el sol de mis Valores.

Te invito a hacer el siguiente ejercicio: (hazlo por escrito, escribir ayuda a concretar mejor los pensamientos)

+ ¿Qué valores son los verdaderamente importantes para ti?

+ ¿Con qué acciones demuestras que estás viviendo esos valores? (recuerda que un valor en sí no es nada, necesita actos que lo hagan vida)

+ ¿qué situaciones o personas hacen que reacciones con mente reactiva?

+ ¿qué valor puedes no estar viviendo en esa situación?

+ ¿qué acciones puedes implementar para fortalecer y vivir ese valor en esa situación?

Tú y yo sabemos una cosa: la persona es feliz de verdad cuando está viviendo de forma coherente con sus valores, cuando está alineada con ellos. Y sabemos otra cosa: el movimiento se demuestra andando. Por tanto, con las respuestas que hayas obtenido a estas preguntas, ponte un plan de acción y... ¡¡a vivir tus valores!!

Recuerda: al poner en acción tus valores estás haciendo que en tu interior el sol brille de verdad. ¿Quieres?




¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

Be-Up

Detalles que indican cuidado.

Sin esperarlo, este mediodía he recibido un paquete. Esperaba diplomas de alumnos que tengo que firmar. Pero no ha sido eso.

Es una verdadera delicia trabajar con empresas que cuidan a la persona.

Gracias Pilar Jerico y Marta Romo. Gracias Be-Up.

¡Me encanta mi trabajo!

#meapasionamitrabajo
#pilarjerico
#martaromo
#beup


miércoles, 11 de enero de 2017

¿Por qué te levantas?

Hace muchos años, leí un libro que me marcó para siempre: “El hombre en búsqueda de sentido”, de Viktor Frankl (según la Library of Congress en Washington, uno de los diez libros de mayor influencia de América).

Viktor Frankl, psiquiatra, estuvo en el campo de concentración de Auschwitz. En su libro habla de dos personas que dijeron que se iban a suicidar. Ambos aducían el típico argumento del campo de concentración: ya no esperaban nada de la vida. Él les ayudo a tomar conciencia de que aunque ellos no esperaban nada de la vida, la vida sí esperaba algo de ellos. A uno de ellos le esperaba su hijo que estaba fuera del campo, un hijo al que adoraba. Al otro no le espera una persona, sino una cosa: ¡su obra! Era un científico que había iniciado la publicación de una colección de libros aún por concluir. Nadie más que él podría acabar ese trabajo, igual que nadie podía reemplazar al padre en el cariño a su hijo.

Un hombre consciente de su responsabilidad ante un ser humano que lo aguarda con todo su corazón, o ante una obra inconclusa, jamás podrá tirar su vida por la borda. El hombre que conoce el porqué de su existencia será capaz de soportar cualquier cómo, será capaz de encontrar cualquier cómo.

La felicidad viene de tener motivos por los que levantarte por la mañana. El problema es que, en nuestra sociedad occidental, la enorme mayoría de la gente no sabe por qué se levanta.

¿Por qué te levantas por las mañanas? Más de uno contesta a esa pregunta: porque tengo que ir a trabajar. Pero esa razón (“tener que ir a trabajar”), no conecta con la transcendencia que el ser humano desde siempre ha buscado.

¿Por qué te levantas tú por las mañanas?

Puedes buscarlo en cosas “pequeñas”: cuidar a mis hijos, amar a mi esposo, ir a hacer bien mi trabajo, etc. No se nos pide que seamos Martin Luther King, ni Gandhi, ni la Madre Teresa de Calcuta. A lo mejor si, a lo mejor no. Todos nosotros tenemos una misión. Pequeña, seguro. Pero una misión. El mundo necesita que cumplas tu misión.

Emilio Duró dice que no puedes crear una familia feliz si tú no eres feliz. Si quieres tener un hijo maravilloso, tú tienes que ser maravilloso.

En aquella razón que hace que te levantes por la mañana (sea grande o sea pequeña), intenta dar tu mejor versión. Transmite lucha ante la adversidad, alegría, entusiasmo,… porque tú lo has vivido. Claro que también has sufrido derrotas, claro que has vivido tristeza, claro que has vivido desánimo. ¡Claro que sí! Pero, ¿qué quieres mostrar al mundo?, ¿qué quieres mostrar a tus hijos?, ¿qué quieres que tu propia mente escuche? ¿Derrotas o lucha? ¿Tristeza o Alegría? ¿Entusiasmo o desánimo?

Con nuestros pensamientos, creamos nuestras palabras y eso es lo que vamos mostrando al mundo. Y eso es lo que ven los demás y lo que vemos nosotros mismos. ¿Quieres tener un hijo maravilloso? ¡¡Sé una persona maravillosa!! ¿Quieres tener un trabajo que aporte a esta sociedad? ¡¡Aporta tú a tu trabajo!! ¿Quieres crear una familia feliz? ¡¡Esfuérzate por ser feliz!!

Tú eliges donde quieres poner el foco. Pero si encuentras el porqué te levantas, encontrarás el Cómo.

Y tú, ¿sabes por qué te levantas por la mañana?

 


¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

martes, 10 de enero de 2017

Sol

"El sol es débil cuando se eleva primero, y cobra fuerza y coraje a medida que avanza el día".

(Vieja tienda de curiosidades)

No sé dónde estás ahora. Simplemente te recuerdo que aún puedes cobrar más fuerza y coraje. ¡Ánimo!


viernes, 6 de enero de 2017

Regala crecimiento

Recuerdo la frase de hoy cuando era pequeña: ¿Qué te han traído los Reyes Magos?

¿Qué te han traído a ti? Seguro que cosas bonitas. ¿Qué les has pedido tú para las personas que quieres? Seguro que cosas preciosas.

Si quieres regalarte/regalar algo verdaderamente grande, regala Coaching y desarrollo personal. Así inviertes en ti mismo para conseguir dar tu mejor versión. Así ayudas a que la gente que quieres logre dar su mejor versión.

Si te haces ese regalo, alimentaras tu mente y tus emociones de lo que de verdad necesitan: serenidad, gestión adecuada de las emociones, ser quien quieres ser. Así te regalas amor.

Si haces ese regalo a otra persona, le dirás que la quieres y que por eso quieres que alimente su mente y sus emociones de lo que de verdad necesitan: serenidad, gestión adecuada de las emociones, ser quien quiere ser. Así le regalas amor. Expresaras el amor a los demás de forma explícita.

En varias ocasiones mis alumnos de Coaching me han preguntado qué pasa si el Coachee no tiene que pagar el proceso (si alguien se lo regala). Yo siempre les contesto lo mismo, no depende del dinero, depende del compromiso que tenga el Coachee con el objetivo. Si no tiene compromiso, dará igual que lo pague él o que se lo regale otra persona, no logrará el objetivo. Si tiene compromiso, dará igual que lo pague él o que se lo regale otra persona, ¡¡logrará el objetivo!! Mi experiencia en estos años con distintos tipos de clientes me lo confirma.

Ahora mismo tengo un cliente que está haciendo un proceso de Coaching como regalo de su esposa. Él está totalmente comprometido con el objetivo y con el proceso. Y eso hace que el proceso esté siendo un verdadero éxito. Durante años estuve trabajando en el COF de Alcalá y todas las personas que hicieron un proceso no me pagaron nada, y en la mayoría de los casos, fue un verdadero éxito. Y en los pocos casos en los que no fue un éxito, fue porque la persona quería que cambiara el otro (su jefe, su mujer, su marido, su hijo, etc.), pero no estaba comprometido con su cambio.

Si quieres regalarte Coaching o regalárselo a otra persona, llámame al 653 21 69 34 o escríbeme (elidapenalver@yahoo.com). Se puede hacer presencial o por teléfono y por skype (igual de efectivo que presencial).

Así lograrás que este 2017 sea un año de cambios reales en tu/su vida. Regala/regálate crecimiento personal. Consigue dar tu mejor versión.

 
¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

 

miércoles, 4 de enero de 2017

Cerebro y emociones


Hay días que todo te sale mal, a veces hasta el tiempo parece que está confabulado contra ti. Esos días, la tristeza, la rabia o el miedo te parecen tu segunda piel. Y tú te preguntas ¿por qué me sale todo mal? O te dices a ti mismo ¡Soy un desastre!

Me gustaría ayudarte en esos momentos. ¿Cómo? Con una sencilla explicación.

Mira, hay cinco emociones básicas: felicidad, tristeza, ira, asco y miedo. Nuestro cerebro desde hace miles de años está atento a esas emociones (luego hay más, estas son las básicas, de las que luego salen las demás). Todos tenemos todas. Lo que pasa es que desde hace miles de años, prestamos menos atención a las emociones positivas que a las negativas. ¿A qué se debe eso? Sergio Fernández, en su programa Pensamiento Positivo, dice que “nuestro cerebro está preparado para la supervivencia y no para la felicidad”. Es decir, en la evolución, nuestro cerebro ha ido prestando más atención a las emociones negativas, simplemente (¡o grandiosamente!), para lograr sobrevivir. El miedo es una emoción que me está intentando decir algo, y ese algo es importante que lo escuche. La felicidad es un estado placentero, y el cerebro le hace algo menos de caso, porque no está en juego mi supervivencia. En cambio, en el miedo si lo está.

Esto significa que no es que todo me salga mal, ni que sea un desastre, sino que mi cerebro siempre va a tratar detectar las cosas que no funcionan. Porque me quiere, porque quiere que yo siga viva.

Así que es importante que en esos momentos te trates “algo” mejor de lo que te sueles tratar. Déjate de decir que eres un desastre, o que no tienes remedio, o que nunca vas a conseguir mejorar en ese tema. Tú puedes decidir qué quieres hacer con esa emoción. Lo más importante no es rechazar la emoción negativa, sino aprender a gestionarla. Si la rechazamos caemos en la reacción, y eso nos lleva a que la emoción nos controle. Si la gestionamos, aprendemos a ser como queremos ser. Tú lo gestionas. Y eres más feliz.

Te propongo un ejercicio: cada noche, durante 15 días seguidos, piensa 5 cosas buenas que te han pasado (¡o 10 si te atreves!). Al principio te costará, porque el cerebro está más centrado en lo negativo. Pero gracias a la neuroplasticidad de nuestras neuronas, si tú poco a poco vas “educando” al cerebro a buscar las cosas buenas, el se acostumbrará a hacerlo luego como un hábito.

Al final, así vas incrementando tu inteligencia emocional que es la capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos, y la habilidad para manejarlos. Al final es aprender a caminar por nuestras neuronas y ayudarles a crear buenas sinapsis.

¿Te atreves a cambiar el foco de atención?

 
 
¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo! 

lunes, 2 de enero de 2017

Libro en blanco

2017. Se nos presenta un año nuevo. Blanco. Todo por hacer. Todo por escribir.

Pienso en la enorme diferencia que hay entre vivir 365 días o vivir un día 365 veces. Léelo de nuevo, por favor. No es lo mismo. Lamentablemente mucha gente vive el mismo día 365 veces. No hay variación, no hay cambios. Siempre es lo mismo. Si es bueno, genial… si no lo es,… ¡¡vaya!! el mismo día 365 veces.

Piénsalo, por favor: ¿quieres vivir 365 días o 1 día 365 veces? De tu respuesta dependerá tu compromiso; de él, tus acciones; y de ellas, tus resultados.

Si quieres, puedes empezar con estas pequeñas pautas:

+ Escribe en un papel 10 cosas que te gustaría lograr en este año.

+ marca cuándo quieres conseguirlas

+ "vota" del 1 al 10 cada una de esas cosas en el grado en que realmente las deseas (siendo 1 poco y 10 deseo total)

+ elimina aquellas que desees en grado 7 o menor. O reformúlalas de modo que su puntuación sea más alta

+ para el primer deseo-objetivo, escribe 4 acciones concretas (sin filtros, sin censura) que podrías hacer para conseguirlo. Haz lo mismo para cada una de sus aspiraciones.

+ elije una acción concreta que DECIDAS hacer y marca el día exacto en que la vas a hacer.

+ y luego, dentro de una semana, o dos, vuelve a mirar ese papel. Y marcate la siguiente acción.

Ojalá llegues al final de 2017 con la satisfacción de haber VIVIDO tu vida. Y de haber conseguido tus objetivos.

Comenzamos un libro en blanco, en cada página podrás construir historias ¿Qué historia te gustará que cuente tu libro del 2017?

FELIZ AÑO


¡Si consideras que puede servirle a alguien, compártelo!

miércoles, 28 de diciembre de 2016

¿Quieres ser tu mejor versión?

“Ser lo que somos y llegar a ser aquella persona que somos capaces de ser, es la verdadera meta de nuestra vida” R. Louis Stevenson

El año nuevo siempre es una nueva oportunidad para seguir creciendo y dando lo mejor de ti. ¿Sabes que tú eres el principal actor de tu vida?

Te escribo para compartir contigo una buenísima noticia. Como quizás sabrás, llevo varios años impartiendo un curso de Coaching en Zaragoza, con un notable éxito en la satisfacción de los alumnos que lo han hecho. Los programas quek dirijo tienen el sello de Programa Formativo Certificado por la Asociación Española de Coaching (ASESCO).

Este año voy a ofrecer el curso con una gran empresa de Zaragoza. Si quieres formarte como coach, para ayudar a otros en su desarrollo profesional o personal, si eliges el programa Experto Superior en Coaching Profesional, te formarás con los mejores. No te defraudara.

Creo firmemente que es un programa de enorme calidad, tanto por el contenido del programa, los aspectos que aborda, el conocimiento con el que salen los alumnos, la calidad de las prácticas, etc. Es un programa que aúna conocimientos técnicos, con prácticas, muchas prácticas. Así y sólo así, se puede aprender a hacer buen Coaching.

Sin ninguna duda, lo que mayor calidad da a este programa son sus profesores, verdaderos profesionales del Coaching, que realmente ejercen y viven de esta profesión y que no hablan de teoría, sino de lo que ellos experimentan día a día con sus clientes. Me siento sumamente orgullosa de los profesionales con los que cuento, porque, sobre todo, son de una excelente calidad humana. Sara Ferreras, Leonardo Ravier, Miriam Bieger y Pedro Zuazo, darán su experiencia profesional para que tú te formes bien.

Esto hace que los alumnos salgan con unos sólidos conocimientos en las competencias del Coaching y salen sabiendo ejercer esta profesión (algo que, lamentablemente, no todos los programas consiguen). Pero es que, además, salen con un gran crecimiento personal interior, que luego repercute, sin duda, en un mayor desarrollo profesional y de relaciones con los demás en todos los ámbitos. La satisfacción de los alumnos y los testimonios que dan allá donde les preguntan, dan fe de que es un programa que realmente les ha generado cambios deseados en sus vidas y les ha impactado positivamente.

Aquí aprenderás
#coachingdeverdad
#coachingnodirectivo
#coachingdecalidad

Si te llama la atención, escríbeme: elidapenalver@yahoo.com o llámame al 653 21 69 34

"El primer paso es el más importante. Es el más crucial y más efectivo, ya que iniciará la dirección que has elegido". (Steve Buckley)

También me gustaría pedirte un favor: Si conoces a alguien que esté interesado, o crees que este curso podría interesar a alguno de tus contactos, te invito a que les reenvíes esto. ¡¡Este curso puede ser la oportunidad que esa persona está esperando!!

¿A quién podría interesar?

+ A cualquiera que quiera formarse como Coach, por supuesto

+ A personas que no quieran ser coach, pero que quieran:
- mejorar sus habilidades como profesionales (su comunicación, su liderazgo, su creencia en sí mismo y sus capacidades, su potencial, gestión del cambio)
- mejorar su comunicación  (Interna y externa) o mejorar tu escucha.
- mejorar sus relaciones, profesionales y personales
- dedicar tiempo de calidad para su crecimiento personal.
- aprender a detectar los pensamientos que le están limitando y a cambiarlos.
- aprender  a conectar con su esencia, que es la unión de su mente, su físico, sus emociones, su alma... y más aún, y que es la que le conecta con los demás.
- vivir una vida mucho más plena, dando lo mejor de sí mismos, DANDO SU MEJOR VERSIÓN.

Este programa ayuda a que la persona integre toda una serie de aprendizajes, que hacen que, sin duda, se generen cambios en su interior y que se posicione desde un lugar nuevo.

Muchas gracias por tu apoyo, un beso enorme,

                            Élida


lunes, 26 de diciembre de 2016

Gracias a todos mis coachees

Estos días cumplo 10 años desde mi primera sesión de Coaching con un cliente. El 20 de Diciembre a las 20:30 recibí a mi primera cliente. Con algo de miedo y con muchas ganas de poner en marcha las competencias del coach.

A día de hoy no hay miedo (hay mucho respeto para la persona que tengo delante y no hay miedo). Y sigo poniendo toda mi energía en cumplir las competencias del coach. De hecho a mis alumnos del curso Experto Superior en Coaching Profesional que dirijo, siempre les digo que lo que hace bueno a un coach no es la experiencia (aunque siempre viene bien), sino cómo ponen en marcha las competencias del coach.

Desde aquel 20 de Diciembre de 2006 han "pasado por mis manos" muchas personas, muchas horas de Coaching (unas 3000 h). Todo tipo de personas: desde amas de casa, autónomos, directivos de mediana y gran empresa... Pero al final quien hace el proceso no es el "titulito" sino la persona. Y todas las personas tenemos comportamientos que queremos cambiar. Todas las personas
 tenemos pensamientos que nos potencian y pensamientos que nos limitan. Todas las personas nos regimos por valores y somos felices si los honramos.

Y con la metodología del Coaching (con la escucha, el espejo y las preguntas) la persona escucha las respuestas que su interior le da. Y gracias a ello recupera el poder sobre su vida. No hay profesión más grande que la de ayudar a la persona a tomar el volante de su vida.

Me encanta mi trabajo. Decir lo contrario sería mentir.

Quiero dar las gracias a todas las personas que han confiado en mi profesionalidad como coach. Con cada proceso ellos crecieron, ¡y yo también!

Gracias a todos mis coachees, me leáis o no. La gratitud no necesita ser leída. La gratitud va de corazón a corazón.

De mi corazón salen, cuál palomas mensajeras, multitud de agradecimientos. Y sé que vosotros los recibiréis.  Y mi alegría se hará mayor.

¡Gracias!